The Blog

PORTO RAFAEL

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin

Porto Rafael es un pequeño y lujoso centro turístico que se asoma hacia el archipiélago de La Maddalena. Notamos enseguida que los colores dominantes son el azul del mar, el verde de la vegetación y el blanco de las casas enclavadas entre las grandes rocas de granito y esparcidas en la colina llamada Punta Sardegna.

Porto Rafael lo fundó en los años sesenta el conde español Rafael Neville de Berlanga y del Duero. Rafael era de familia noble, rica y también muy culta. Entre los amigos de su familia había muchos personajes de la cultura, del arte y del espectáculo, como por ejemplo Charlie Chaplin y Picasso. El conde tuvo una vida muy ajetreada en diferentes países y tuvo experiencias como bailarín, artista y pintor, pero su pasión más grande fue la vida mundana y sus fiestas atraían a los personajes más famosos de la época.

“Soñar es vivir”

Se cuenta que el conde fundó este pueblo después de un sueño. Él mismo contó: “Soñé con mi propio reino en una bahía con una pequeña plaza, algunas casas blancas y cerca de las siete maravillosas islas”. Antes buscó su reino en Niza, después en Córcega y por fin en 1959 llegó a Cerdeña. Todavía hoy, en un edificio que representa el ficticio edificio del municipio de Porto Rafael, hay una placa de cerámica en la cual se lee el lema de Rafael: “Soñar es vivir”.

El conde lo hizo todo con elegancia. En el centro del pueblo hay una pequeña plaza que se asoma directamente hacia Cala Inglese. Cerca de la pequeña plaza encontramos una de las iglesias más pequeñas de Cerdeña – la iglesia de Santa Rita de Cascia – con un pequeño altar y sólo 4 sillas. Además, hay un puerto turístico, un club náutico que organiza varias competiciones internacionales de vela, y algunas instalaciones deportivas. Alrededor están los chalés de lujo blancos rodeados de jardines coloridos con piscinas privadas. La mayor parte de los chalés fue diseñada por varios arquitectos en 1963, en cambio la plaza la diseñó el mismo Rafael. En cuanto construyó su primera casa en la plaza, logró venderla y con el provecho de la venta construyó la Perla Blu, el centro de la vida mundana del pueblo durante los primeros años.

¿Conde Rafael o El gran Gatsby?

El pueblo se convirtió enseguida en el destino favorito para las vacaciones veraniegas y para la vida despreocupada de los personajes del jet set internacional. El conde, gracias a su gran carisma, atrajo a muchas celebridades. Se cuenta que en Porto Rafael todas las tardes se bebía sólo Champán. El punto máximo se alcanzaba todos los años el 21 de agosto, fecha de su cumpleaños, cuando todos los participantes, que llevaban trajes blancos, festejaban y bailaban en honor del fundador del pueblo.

Rafael Neville vivó en Cerdeña hasta su muerte. En 1988 le otorgaron la ciudadanía honoraria y después de su muerte, en 1996, lo enterraron en el cementerio de Palau. Hoy el sueño de Rafael sigue gracias a un Consorcio que administra el pueblo y, como antes, promueve los chalés de ensueño y una atmósfera de silencios, serenidad y belleza.   

TICKET STANDARD
VIP TASTING

per una giornata da sogno

INSERISCI IL CODICE SCONTO
NEL TUO CARRELLO

EU45

valido solo per ticket ponte Standard

Call Now ButtonCHIAMA ORA