Otra perla de la isla de Spargi, en el archipiélago de La Maddalena, a pocos metros al norte de Cala Corsara, es la brillante Cala Soraya, muy bien visible también desde lejos. La arena muy blanca y fina rodea en semicírculo algunas rocas y después baja en las aguas transparentes y poco profundas.

El nombre original

El nombre original de la playa es Cala Ciaccaro. Se lo había dado el bandido-pastor Natale Berretta que había ocupado la parte alta para cultivar el trigo y criar el ganado. Hasta hace medio siglo era una playa poco concurrida. Para los pescadores era demasiado abierta y poco abundante en pesca.  Los amantes de la arena preferían Cala di Trana a las espaldas de Porto Rafael.

Un nombre de reina para la reina de las playas

La playa se descubrió sólo con la llegada de los primeros turistas y ya que era muy poco conocida, alguien pensó en darle un nombre atractivo y valorizarla con algunas historias. Nació entonces Cala Soraya. El nombre recuerda a la ex reina de Persia, Soraya Esfandiary, la princesa triste con grandes ojos verdes. Su marido, Reza Palhavi, la repudió porque no podía tener hijos. Algunos dicen que Soraya deseaba una casa en su cala favorita, otros cuentan que transcurrió en la playa una noche de amor con un marinero del lugar. En fin, muchos cuentos floridos.

Como si esta obra maestra de la naturaleza no fuera suficiente por sí sola: un pequeño paraíso de arena muy fina embellecido por el esplendor del mar, con un espolón de granito en el centro de la playa y el agua tan transparente que deslumbra.

Previous Palau